En este momento estás viendo Cáncer de tiroides, todo lo que necesitas saber

Cáncer de tiroides, todo lo que necesitas saber

Este tipo de cáncer no es tan común y nombrado como los otros tipos de cáncer, pero si afecta a una cantidad considerable de la población. El cáncer empieza en las células quienes son las encargadas de formar los tejidos y a su vez estos forman la tiroides, así como nuestros otros órganos. Este proceso de creación de células se descontrola y produce nuevas células así tu organismo no las necesite o se mueren cuando aún no deberían, estas células ociosas se  acumulan y forman una masa de tejido que conocemos como tumor. 

Muchos de estos nódulos o tumores son benignos y casi nunca se recomienda una operación, el peligro es cuando estos tumores son malignos. Ya que invaden otros órganos poniendo en peligro tu vida, con su extirpación y eliminación bastará para que desaparezca pero otras veces este cáncer se forma nuevamente. 

Tipos de cáncer de tiroides

  • Folicular: 9 por ciento de las personas que padecen de esta enfermedad tienen este tipo de cáncer, como su nombre lo indica comienza afectando las células foliculares, si se hace un diagnóstico temprano este tipo de cáncer se supera con éxito. 
  • Medular: el 2 % de los pacientes de cáncer de tiroides tienen este tipo de cáncer, si se ataca antes que se distribuya por otras partes del cuerpo puede ser controlado y eliminado con facilidad. 
  • Papilar: 86% de los enfermos por cáncer de tiroides, aunque es una cifra grande en comparación a las otras, también tiende a crecer y diseminarse lentamente. Todo está en lo rápido que se diagnostique y se trate esta enfermedad. 
  • Anaplásico: de todos los tipos este es el menos común y se da mayormente entre personas mayores de los 60 años, al contrario a los anteriores este crece muy rápido y es muy difícil que pueda ser controlado. 

Diagnóstico del cáncer de tiroides

Lo primero que hará su médico al sospechar que usted padece de cáncer de tiroides es realizarle el examen físico, palpa su tiroides intentando tocar los nódulos o bultos. De haberlos entonces pasa al siguiente examen que es el análisis de sangre. En los resultados se busca que la hormona TSH esté a un nivel medio y no que exista mucha o poca de esta, ya que es señal de que no está funcionando de manera correcta 

Luego procede a realizarle una ecografía para ver el tamaño y la composición de estos bultos, si son sólidos o están llenos de líquidos y así saber si son benignos o malignos y a raíz de eso proceder. También puede solicitar realizarle una Gammagrafía tiroidea con esta prueba al beber una pequeña dosis de sustancia radioactiva que son absorbidas por los bultos, pueden saber si son benignos (si se ponen calientes) o malignas (si mantienen una temperatura fría). 

Mario Vega Carbó

Médico Endocrinólogo. Formado en Universidad de La Habana, Cuba. 25 años como médico y profesor. Especialidad en Instituto de Endocrinologia. Master en atención al Adulto Mayor. Ultrasonografista.

Deja una respuesta