En este momento estás viendo Hormona de crecimiento

Hormona de crecimiento

En nuestro cuerpo podemos tener muchos procesos y hormonas que si bien pueden ayudarnos siempre y cuando conozcamos bien sus funciones, este es el caso de la hormona de crecimiento humano, muy poco conocida pero muy importante en nuestro desarrollo. 

¿Qué es la hormona de crecimiento?

Como su nombre lo indica, es una hormona que se produce en la glándula hipófisis, un órgano de tamaño muy pequeño que está situada en la zona central de la cabeza, detrás de las fosas nasales.  

La hormona de crecimiento abarca muchas funciones las más importantes de ellas es ayudar a controlar el metabolismo del cuerpo tanto a niños como en adultos, es decir, que es la responsable de convertir la comida en energía y de producir otras sustancias que el cuerpo necesita. 

¿En qué afecta la hormona de crecimiento?

Como puedes intuir con lo dicho anteriormente, bajos niveles de hormona de crecimiento conllevaría un mal proceso metabólico, mala absorción de nutrientes y que el cuerpo no produzca las sustancias necesarias que el cuerpo necesita para operar de manera adecuada. 

También altos niveles de hormona de crecimiento trae problemas en la salud de cada persona sin importar su edad. Muchos atletas la consumen por creer que los ayudará a crear más músculos, disminuir grasas y retrasar el envejecimiento, si bien puede ser cierta una mala administración puede llevar a aumentar la resistencia a la insulina, dolor en las articulaciones, dolor en los músculos y aumento del tejido del pecho o mejor conocido como “ginecomastia”. 

Síntomas de bajos niveles de hormona de crecimiento

De cualquier caso, son mucho más recurrentes las personas que tienen la hormona de crecimiento en bajos niveles y es necesario saber los síntomas cuando esto se produce para poder ir al médico, entre estos están: 

  • Se fatigan con mucha facilidad. 
  • Se reduce en gran medida la masa muscular y a su vez aumenta su grasa corporal. 
  • Alteraciones anormales de niveles de colesterol y los triglicéridos, que pueden perjudicar a la larga el sistema circulatorio. 
  • Contextura regordeta. 
  • Poca densidad ósea (se evalúa en exámenes). 
  • Problemas con el crecimiento del cabello. 
  • Pubertad tardía. 
  • En niños una cara inmadura, a simple vista parece muy menor que la de sus compañeros de misma edad. 

Como puedes observar no hay referencias específicas de que se tiene déficit de hormona de crecimiento y es necesario que el médico realice un diagnóstico donde se revelará si es cierto. 

¿Cómo se debe elevar o normalizar los niveles de la hormona de crecimiento?

Actualmente no existe ninguna pastilla o píldora que regule los niveles de hormona de crecimiento, aunque muchos afirman que sí. Solamente existe una forma de administrarlo y es a través de inyecciones ya que en forma de pastilla, el cuerpo humano la “desactiva” por medio de la digestión. 

También se ha demostrado que a través del ejercicio físico y una dieta balanceada el adulto puede mejorar en gran medida su salud y su condición física, es decir, que no es muy necesario el uso de medicamentos para tratarse. 

Debe recordar que es necesario que un médico le recete este tipo de hormonas ya que en muchos lugares es ilegal y además una sobredosis puede traerle problemas a corto y largo plazo. 

Mario Vega Carbó

Médico Endocrinólogo. Formado en Universidad de La Habana, Cuba. 25 años como médico y profesor. Especialidad en Instituto de Endocrinologia. Master en atención al Adulto Mayor. Ultrasonografista.

Deja una respuesta