En este momento estás viendo Prevención de la sarcopenia

Prevención de la sarcopenia

Prevenir la sarcopenia es algo que todos los seres humanos deberíamos hacer cada día de nuestra vida, y es que se puede lograr con cosas tan sencillas como el tener unos minutos de ejercicio cada cierto tiempo que no hay razón para dejar que este padecimiento nos afecte.  

Continúa leyendo para que conozcas más consejos acerca de la prevención de este padecimiento.  

¿Cómo se puede prevenir la sarcopenia?

Para todas las personas que quieren prevenir la sarcopenia deben saber que cambiar los hábitos es necesario, pues tienen que llevar un estilo de vida más sano acompañado con la actividad física que les corresponde para su edad. Lo que quiere decir que deberán realizar diferentes rutinas de ejercicios que los ayuden a que su masa muscular sea potenciada.  

Cuando se llevan rutinas que incluyen este tipo de ejercicios se ha podido evidenciar como se tiene un gran impacto y la masa muscular comienza a crecer mientras que la potencia muscular también mejora en personas de tercera edad. Lo que borra del panorama completamente a la sarcopenia 

¿Cada cuánto tiempo es recomendable que se lleven a cabo los ejercicios?

Conseguir asesoramiento directo con entrenadores físicos puede llegar a ser la mejor idea para los adultos mayores, los cuales de seguro armarán un plan rutinario de acuerdo a sus necesidades en donde probablemente se deban ejercitar de dos a tres veces por semana y comenzar a ver los beneficios en su cuerpo en máximo un par de meses.  

Existen diversos programas que son capaces de potenciar, incluso en personas que son mayores de 90 años, entre el 30% y el 170% la potencia muscular que poseen, lo que les brinda muchos beneficios tales como el poder caminar mejor y hacerlo en una velocidad más considerable.  

Con un buen programa también es normal que se les sume una mayor probabilidad de que, aún en la tercera edad, sigan siendo seres humanos independientes. De hecho, se ha comprobado que se puede tener una vida mucho más larga debido a la gran mejora en la salud que se obtiene cuando aplicas una rutina de unos cuantos minutos al día. 

Si ya has sido diagnosticado con sarcopenia esto no significa el final

Muchas personas que son diagnosticadas con sarcopenia no saben cómo actuar, y tienden a pensar que esta será una de las razones por las que su estilo de vida tiene que a juro empeorar y terminar por ser dependiente de sus familiares o cuidadores profesionales hasta el momento en el que mueran.  

Pero la verdad es que esto realmente no tiene por qué ser así, de ninguna manera. El ejercicio físico no es sólo capaz de prevenir la sarcopenia, sino que también puede desaparecerla en aquellos pacientes que ya han tenido un diagnóstico por este padecimiento.  

Lo mejor será nunca darse por vencido y colocarse en contacto con un profesional de la salud médica que trabaje en conjunto con un experto en rutinas de ejercicios para que puedan encontrar la que se adapte a tus necesidades sin forzar de más tu cuerpo para evitar los riesgos de la condición.  

Mario Vega Carbó

Médico Endocrinólogo. Formado en Universidad de La Habana, Cuba. 25 años como médico y profesor. Especialidad en Instituto de Endocrinologia. Master en atención al Adulto Mayor. Ultrasonografista.

Deja una respuesta