En este momento estás viendo Problemas del síndrome de Turner en la infancia, niñez y la adolescencia

Problemas del síndrome de Turner en la infancia, niñez y la adolescencia

El síndrome de Turner es algo que te acompañará de por vida, pero según cada etapa que vivas puede ser que comience a afectarte de manera diferente. Pero no te preocupes, cada uno de estos problemas asociados con él tienen solución. Sólo debes conocer cuál es tu caso para comenzar a trabajar en la mejoría.  

Problemas durante la infancia

Los problemas durante la infancia del síndrome de Turner comienzan desde el momento del nacimiento, ya que es común ver a bebes que nacen con los pies y las manos hinchadas. Esto es debido a un pobre desarrollo de los vasos linfáticos que se encuentran debajo de la piel.  

Esta hinchazón puede desaparecer entre las primera semanas de vida o los primeros meses, pero en algunos casos tiende a persistir durante toda la vida o desaparecer en edades ya avanzadas, hablando de más de 10 u 11 años de edad.  

Otro de los signos que tienen mayor relevancia es el poseer el cuello alado, el cual está caracterizado por pliegues desde la región occipital del cráneo terminando en las clavículas. En algunos casos pueden desaparecer o atenuarse, en otras se vuelven permanentes desde el día 1.  

Si nos fijamos en las uñas podemos notar que tienden a ser más pequeñas y cóncavas de lo normal. Es común en estos casos que las niñas nazcan con defectos cardiacos, de igual manera puede dificultárseles para conciliar el sueño y masticar con normalidad debido a la forma del paladar.  

Problemas en la niñez

Los problemas del síndrome de Turner en la niñez comienzan con los sentidos de visión y audición. En la etapa de preescolar pueden ocurrir reiteradas infecciones en los oídos que llegan a ser una problemática seria para muchas niñas, y terminan necesitando cirugía.  

En cuanto al desarrollo del cuerpo en general nos encontraremos con que tienden a ser de talla baja. Es algo que puede notarse desde el nacimiento o comenzar a manifestarse ya más tarde a las edades de entre 3 y 7 años. Las diferencias son notorias al compararlas con otras niñas.  

De igual manera, en muchos casos es común notar con que existen dificultades a la hora de comprender ciertas instrucciones verbales, simulando a que no escuchara. El realizar algunas tareas puede que tampoco se les haga tan sencillo, pues la falta de destreza y coordinación también se hace presente en algunos casos.  

Problemas durante la adolescencia 

Los problemas del síndrome de Turner en la adolescencia tienden a intensificarse, debido a que las demandas académicas comienzan a aumentar. De igual manera que el relacionarse con las otras personas de su entorno comienza a ser un poco más complejo, y convertirse en una experiencia desalentadora.  

En esta etapa es normal que los problemas emocionales y de autoestima comiencen a aparecer, y esto son igual de importante que corregirlos que los físicos o los de comprensión. Sobre todo, porque sabemos que el cuerpo puede no desarrollarse como cualquier chica en esa edad esperaría.  

Mario Vega Carbó

Médico Endocrinólogo. Formado en Universidad de La Habana, Cuba. 25 años como médico y profesor. Especialidad en Instituto de Endocrinologia. Master en atención al Adulto Mayor. Ultrasonografista.

Deja una respuesta