Tiroides, Recomendaciones para operados de la tiroides

Recomendaciones para operados de la tiroides

La tiroidectomía es cuando se procede a extirpar una parte o la totalidad de la glándula tiroides el cual es un procedimiento terapéutico en donde los riesgos siempre deben evaluarse de manera individual, dependiendo siempre del tipo de enfermedad que se trata y de la existencia de otras.  

En este artículo busco darle conocimientos a un paciente acerca de la intervención a la que se ha sometido, como también ayudarlo a mejorar su calidad de vida intentando siempre prevenir las complicaciones que pueden darse después de la operación.  

Mantente en regla con estos cuidados generales

  • Sobre la herida seguro tendrás un apósito compuesto por bandas adhesivas que se mantendrán en posición de sus bordes, esto ayuda a que la cicatrización se lleve a cabo sin que queden rastros cosméticos. Es importante que se mantenga seca y limpia.  
  • Siempre se puede tomar una ducha, manteniéndose de espaldas a donde sale el agua. Y, apenas se termine, se debe secar el apósito adhesivo.  
  • Cuando llega la hora de dormir, o al estar en la cama, lo mejor siempre es mantener la cabeza elevada unos 20º. De esta manera se facilita el drenaje linfático y venoso, para que no se produzca una inflamación en el área operatoria.  
  • La primera semana siempre se deben evitar todo tipo de esfuerzos bruscos o violentos.  
  • Lo mejor será que, durante los primeros días, todas las comidas que ingieras sean blandas y que lo hagas en pequeñas cantidades para no forzar el área. Puedes continuar con tu dieta normal.  
  • Después de una tiroidectomía lo más importante es guardar reposo relativo domiciliario, y que después de la primera semana comiences lentamente a incorporarte en tu rutina diaria.  
  • Lo mejor es nunca tomar medicamentos que se interpongan en la coagulación de la sangre, por lo que las aspirinas se deben evitar. Para el dolor se puede tomar paracetamol o metamizol 
  • Si su doctor le prescribe hormonas tiroideas lo mejor será que las tomes según su pauta. 
  • Cuando ya se hayan transcurrido 7 días después de la operación podrás dirigirte a tu centro médico para que te sean retiradas las suturas y se pueda apreciar cómo ha sanad la herida.  
  • En los casos donde se ha extirpado a totalidad la tiroides lo mejor será que vigiles tus cambios de ánimo “sin razón aparente”. Igualmente, si se posee un hormigueo alrededor de la boca o en la punta de los dedos de la mano. Si notas estos síntomas lo mejor será ir a con el doctor.  

Es importante que tengas en mente

Si notas alguna variación en el color de la herida, que está inflamada, enrojecida que se tiene escozor o hemorragia es una causa para alarmarse.  

De igual manera si nota dolor muscular, de cabeza, náuseas, la presencia de fiebre, sentimiento de debilidad o fatiga, que no puede tolerar el frío, una menstruación irregular, estreñimiento o piel y cabello reseco lo mejor siempre será acudir con un doctor.  

Recuerda, la intervención es sólo el 50% del proceso. El verdadero cuidado viene después de que la tiroidectomía es llevada a cabo.  

Mario Vega Carbó

Endocrinólogo. Formado en Universidad de La Habana, Cuba. 25 años como médico y profesor. Especialidad en Instituto de Endocrinologia. Master en atención al Adulto Mayor. Ultrasonografista.

Deja un comentario

×

Carrito

Cerrar panel

Dr. Mario Vega Carbó
Endocrinólogo

Contactanos:

  • Formado en Universidad de La Habana, Cuba
  • 25 anos como médico y profesor
  • Especialidad en Instituto de Endocrinologia
  • Master en atención al Adulto Mayor
  • Ultrasonografista

Síguenos:

Mantente en contacto: